Opinión: La nueva belleza masculina - MY OLD SPORT

martes, 30 de octubre de 2018

Opinión: La nueva belleza masculina

por Noah Dinamarca Junge 

Admitámoslo. Hoy, diseñadores, sus marcas, sus modelos, estilistas, críticos, y líderes de opinión, logran influir en la manera en la que nos vemos a nosotros mismos, tanto así, que lo que antes pensabas que nunca usarías, un día se define como “IN” y de repente, le ves el lado bueno, logrando ese deseo, ¡quiero tenerlo y quiero usarlo! A partir de esto, surgieron las carteras para hombres, aunque como un gran fracaso, los jeans ajustado como prenda esencial en el armario masculino, el uso de maquillaje entre algunos, lo cual se ha ampliado hasta el nivel de ver modelos con rostros pintados en pasarelas de diseñadores mundialmente reconocidos, etc. Aunque todos estos son “trends” masculinos, introducidos por it-boys o diseñadores, pero ¿qué sucede con la belleza? ¿Cómo define el mundo de la moda lo que se considera actualmente como belleza masculina? ¿Qué vemos en las publicidades de las grandes marcas? 



La diversidad es hoy uno de los principales focos a comunicar en el mundo de la moda. Son los nuevos rasgos de belleza, características únicas, que invitan a la aceptación, algo que antes jamás habrías pensado ver en una campaña, y que está vendiendo extremadamente bien.  En el caso de la industria femenina, la diversidad y originalidad de las nuevas modelos se ve expresada en sus ojos grandes, aspectos fuera de lo común, colores y pesos. Entre estas cabe destacar a Molly Bair (@molllsbair), Winnie Harlow (@winnieharlow), Ashley Graham (@ashleygraham) y Melanie Gaydos (@melaniegaydos), entre otras, todas impactando a diferentes tipos de públicos.

Esto, en el caso del hombre, sucedió de manera similar, aunque manteniéndose más a la tradición. Los modelos masculinos que se ven en pasarelas y campañas de las marcas dirigentes de la moda, usando los mejores diseños, son por lo general sumamente flacos, con rostros muy jóvenes, casi infantiles y rasgos sumamente femeninos. Efectivamente es un cambio, y al igual que en el caso de las mujeres, es un extremo. Pero este parece más llevar al hombre a la posición antigua de la mujer modelo: una enorme presión por su cuerpo y aspecto. Por otro lado, los plus-size models masculinos son prácticamente inexistentes para el ojo público. La diversidad existe en aspecto, color, raza, pero aún no en cuerpo para la industria masculina.

Esto unido al hecho que al hombre cada vez le están importando más los trends y el estilo, existe una mayor cantidad que mira a estos modelos como “ideales” o ejemplos de apariencia. ¿A qué lleva esto? El hombre actual realiza mucho más deporte que la mujer, y de estos una gran mayoría dejó el tradicional entrenamiento de pesas a un lado para concentrarse en lo que es cardio y definición, es decir, para adelgazar y marcar. Además, han subido notoriamente la cantidad de hombres que realizan y se mantienen en dietas, especialmente en las generaciones recientes.


Pero claramente los hombres, al igual que las mujeres, tenemos distintos cuerpos. No todos son iguales. Esto es de algo que, desde mi punto de vista, se debe hacer más público, específicamente en Chile, un país que se caracteriza por sus hombres vanidosos.

Aunque la consciencia de esto se haya fomentado entre las mujeres, existe aún mucho en los hombres la esperanza de tener todos unos cuerpos de triangulo invertido; hombros anchos, cintura delgada. Esto es impensable. Ahora esto último no se debe a los modelos (solamente), sino que a los artistas o it-boys que son vendidos en por mayor al público. Aunque la gran mayoría tienen aspectos que los diferencian, siguen todo el mismo patrón físico. Su físico delgado y atlético hacen parecer que ese sea el único cuerpo posible para el hombre.

Los cuerpos más robustos o musculosos, con caderas o torsos anchos/as son dejadas como características del hombre mayor, ya de 40 o 50, estilo Leonardo Di Caprio, Gerard Butler o Tom Hardy. Para nada ejemplos ideales para los jóvenes a seguir, y pensar que, hasta estos, en su juventud, eran de cuerpos similares a los descritos anteriormente. Por lo tanto, existen a lo máximo 3 tipos de físicos masculinos en la actualidad, según la prensa. ¿es real? No. Aunque haya excepciones como Cole Sprouse (@colesprouse) o Noah Centineo (@ncentineo), en el sentido de cuerpos menos tonificados, caras con imperfecciones como cicatrices, granos, manchas, etc., existe siempre el objetivo de retocar las fotos y trabajar sus cuerpos para llegar al físico visto como “ideal”. Y, aunque estos no sigan el estereotipo, aun así, son delgados, es decir, aún capacitados para entrar en los 3 tipos de físicos. Como ya dije, los patitos feos de la moda masculina son los modelos plus-size. Estos existen, pero no para todo público, sino que para marcas específicas que generalmente no gozan de un grupo amplio de espectadores. Los hombres con cuerpos más robustos visibles son actores, músicos y diseñadores, pero presentadores de nuevas modas, tendencias y belleza, son los propietarios de los 3 tipos de cuerpos; nadie más.



¿Qué opino yo de esto? Que es algo que se habla poco. El evidente y admirable avance por sobre los estereotipos de lo ideal para las mujeres debería servir como ejemplo para no fomentar un “ideal” estricto en los hombres Es importante sobrepasar los límites de los ideales para poder concentrarse en lo que es la moda: un arte y una forma de expresarse, que está en un notorio progreso. La diversidad existe y se intenta aceptar, pero queda un gran camino aún por recorrer, un ejemplo de esto son los modelos plus-size. Sí; se están realizando cambios, pero aún existen exclusiones, una especie de vacilé. ¿Por qué? ¿Cuál es el temor de realizar cambios?

¡Quiero saber sus opiniones! Dejen sus comentarios sobre el tema.

fotografías exclusivas desde www.fuckingyoung.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario