Kiehl’s en Viña del Mar: EL ABRAZO DE LA CIENCIA Y LA NATURALEZA - MY OLD SPORT

miércoles, 28 de octubre de 2015

Kiehl’s en Viña del Mar: EL ABRAZO DE LA CIENCIA Y LA NATURALEZA

De un tiempo a esta parte, la economía del bien común ha comenzado a lograr un lugar importante dentro de la retina, y el corazón de la sociedad mundial; cosa buena. No obstante, hay personas que vienen trabajando en el raigo de este tipo de sistema económico, mucho antes de haberse inventado el término en sí. Personas como John Kiehl.

John Kiehl no solo trabajó por la prosperidad de su empresa cosmética,  trabajó y apostó por una ganancia que fuese más allá de la personal, una ganancia grupal, donde personas como yo, y como tú, estuviesen incluidas. Una entidad única que agrupó conocimientos cosméticos, farmacéuticos, botánicos y medicinales que, complementaron sus fuerzas para lograr el éxito de una de las marcas más fuertes del mercado de la belleza y la salud.

Aun así, hablar de Kiehl’s sin mencionar a Irving Morse, es leer solo las primeras páginas de un gran libro.
Este discípulo de John Kiehl, compra el negocio, y conserva el nombre; acción con la que defiende la tradición tras la marca, y distiende de cualquier rastro de protagonismo egocéntrico. Por ello, para comienzos del siglo XX, Kiehl's - ya en las manos de Morse -  ofrece medicinas homeopáticas, herbales, aceites con esencias y los primeros productos sin receta del mercado. Trabajando – siempre - a través de las directrices, yla herencia de calidad y servicio que hacen conocido a Kiehl's.


DAR

La lógica del “dar”, declarada en la misión de Kiehl's, no solo se fundamenta en el bien del usuario como prioridad, sino que - de la misma forma - se basa en la contribución, que la empresa realiza a la lucha entorno al SIDA, y cómo este afecta a la población más joven del mundo.

Paralelamente, para el año 2000, Kiehl’s comenzó su etapa de expansión, y en razón de esta, el arribo a Chile fue eminente, y a la vez, exitoso.

Por lo mismo, hablarles de Kiehl’s, sin entregar estas breves letras de historia, simplemente no estaría bien. Bien como sus productos que nacieron para los problemas de cada tipo de piel; en un acto de buena voluntad, como una empresa emprendedora que adoptó, e hizo propio el emblema del bien común, bien como quien da, sin esperar retribución, bien, como debiese, y como esperamos que sea el mundo.



KIEHL’S PARA HOMBRES

Por lo general, al hablar de belleza y derivados, la atención se desvía hacia el sector femenino, por lo que es regular ver cómo las mujeres invierten en productos que mejoran su apariencia, en una conducta que cada día aumenta en grandes proporciones.

No obstante, la belleza integral ya está en la otra vereda, y Kiehl’s no solo trabaja en rigor de las reinas del mercado. Sus productos entregan el mismo sello de excelencia en varones, demostrando que el mercado de la cosmética no tiene género, y que la belleza consiente es prioridad de todos.

En mi visita a la tienda pasajera, o pop Up, realizado en Viña del Mar, pude ser testigo – participante de la experiencia Keihl´s, por ello, puedo dar fe de la gran calidad que poseen, tanto en productos, como en la experiencia directa que se vive con el equipo de especializados  encargados de la atención.

(Tienda Pop-Up en Mal Marina Arauco - Viña del Mar)


Personalmente, agradezco que, más allá de presentar su línea de productos, Keihl’s Chile haya entregado una instancia de encuentro, de vivencias, y de aproximación con sus productos, que (nos) acercaron, como clientes, en un lazo invaluable con la marca. La experiencia “Try before you buy” es sin lugar a duda, un encuentro personal con la marca.

Finalmente, Kiehl’s, que actualmente se encuentra en Santiago, visitó desde el 19 al 25 de octubre Viña del Mar, en una tienda pop up, que se situó en medio del segundo nivel del Mall Marina Arauco.

Conozca Kiehl’s, porque le prometo un amor a primera vista...

(Nuestro regalo)

Instagram: Kiehl's Chile
Fanpage: Kiehl's Chile

1 comentario: